cerrar flex-next flex-prev icon-excel icon-facebook icon-flickr-gray icon-flickr icon-fullscreen icon-gal-next icon-gal-prev icon-ham icon-instagram icon-less-blue icon-less icon-linkedin icon-lupa icon-mail icon-menu icon-more-blue icon-more icon-reader icon-share icon-twitter play

Noticias

26 Septiembre 2019
| Economía Internacional |

Seminario IE UC – CLAPES UC sobre la crisis económica en Argentina

Seminario IE UC – CLAPES UC sobre la crisis económica en Argentina

Economistas chilenos y trasandinos se reunieron en un encuentro organizado por CLAPES UC y el Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de nuestra universidad con el objetivo de analizar la crisis económica de Argentina, sus causas y repercusiones en la región. En el seminario -inaugurado por los directores de ambas entidades Hernán de Solminihac y Claudio Sapelli, respectivamente- expusieron los académicos trasandinos David Kohn y Alejandro Vicondoa; y Leonardo Suárez, Director de Estudios de Larraín Vial. La actividad finalizó con un debate moderado por el investigador de Clapes UC, Agustín García.

Según destacó Hernán de Solminihac, director de Clapes UC, “en noviembre de 2016 el FMI señaló que Argentina se encontraba bajo severos desequilibrios macroeconómicos, distorsiones microeconómicas y un marco institucional debilitado, y aunque se han ido corrigiendo las distorsiones más importantes, la crisis cambiaria ha puesto en riesgo las posibilidades de recuperación de la tercera economía latinoamericana, una situación que presenta un riesgo para la región y en particular para Chile”. Agregó que Argentina es una economía importante para Latinoamérica y un valioso mercado para empresas y exportaciones chilenas, “por lo tanto es relevante entender las causas de su crisis y las eventuales consecuencias”. 

Claudio Sapelli planteó la inquietud sobre desde cuándo que Argentina está en crisis y el interés de debatir sobre las razones de esta continua crisis , no solo para ese país sino para América Latina.  

El académico David Kohn explicó que Argentina “en los últimos 60 años fue el país que tuvo más años de recesión”. En este sentido, comparó la evolución de la economía trasandina con la chilena, al señalar que “en los últimos años Chile tuvo sólo dos años de recesión, mientras que Argentina tuvo 15 años de recesión”. De acuerdo al economista esto ha tenido un impacto negativo en el crecimiento de largo plazo de la economía argentina, cuyo avance en los últimos 25 años ha sido notablemente inferior al de Chile. A lo anterior señaló otros problemas igualmente graves tales como inflación record, bajos niveles de apertura comercial, un pobre desarrollo financiero y una alta inestabilidad política. A su juicio, el gobierno del presidente Macri se encontró con una verdadera “bomba de tiempo” que incluyó inflación alta, déficits gemelos, default, controles de capitales, entre otros.  

De acuerdo a Kohn “una de las principales causas es el déficit fiscal” debido a que “el gradualismo fiscal hizo que en los dos primeros años no hubiese o casi reducción del déficit”. Esto indujo una serie de problemas macroeconómicos que llevaron a “un aumento del déficit de cuenta corriente que expuso a la economía al endeudamiento externo y a una situación de vulnerabilidad, problemas que se pensó se reducirían con el crecimiento, pero no se reflejó”, dijo Kohn.   Dijo que “otros ven la causa desde la perspectiva monetaria, del deterioro del valor del peso”, lo cual generó un endeudamiento de corto plazo y provocó una pérdida de credibilidad en la conferencia del 28 de diciembre, donde habló el Ministro de Economía y el Director del Banco Central.  “Fue ahí cuando la gente asumió que no habría una lucha frontal contra la inflación”. El experto comentó que a este escenario se habría sumado también, una sequía histórica, la causa de corrupción que el gobierno puso como una razón, y un alza de tasas en Estados Unidos. 

Según el académico Alejandro Vicondoa,  “cuando asumió el gobierno la estrategia de gradualismo era la única que era consistente con la parte social y política” debido a que  “hacer un ajuste mucho más rápido o inmediato hubiera sido dramático”. Sin embargo, señaló que quizás fue demasiado gradual. “El déficit fiscal se mantuvo relativamente estable y no hubo una mejora, creo que el gobierno lo hizo demasiado lento. Pero es muy difícil de juzgarlo,  y saberlo desde el punto de vista ex post, pues hay muchas limitaciones  al ser muy fuerte el gasto social, que es difícil de reducir. Quizás fue demasiado ambicioso con la hoja de impuestos en ciertos rubros, se debieron hacer cosas para obtener resultados fiscales inmediatos” enfatizó.

Leonardo Suárez, de Larraín Vial, manifestó que “Macri se encontró con un quilombo sideral y que enfrentar eso era una cosa muy complicada”. Asimismo, agregó que “no se optó por la reducción significativa del gasto público en los dos primeros años cuando la economía iba creciendo, porque chocaron el interés político y social y lo nacionalmente óptimo”.

Añadió que “siempre se vuelve a la fragilidad institucional si no hay instituciones creíbles y sólidas, siempre se tendrá el problema de los ciclos políticos populistas”. El economista comentó que ante un eventual gobierno de Fernández “no habría expectativas de flujos para financiar el déficit fiscal y los desembolsos de pagos a bonistas y que el escenario base implicaría reestructuración de la deuda pública”. Sumado a lo anterior, Suárez señaló que la administración de Fernández seguiría una política económica orientada a seguir aumentando el tamaño del Estado, “con más carga tributaria e inversión pública, con más controles de capital y quizás algunas réplicas de la política que implementaron Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia”. 

Finalmente, en el debate moderado por el investigador de Clapes UC Agustín García, los economistas coincidieron en que la dolarización no es una buena idea para la solución de la crisis. En este sentido señalaron que adoptar el dólar norteamericano como moneda de curso legal “podría reducir el problema en corto plazo”, pero se renunciaría a la posibilidad de absorber shocks externos a través del mercado cambiario y traería aparejado grandes costos cuando en 10 o 20 años más cuando el dólar se vuelva a apreciar en el mundo. 

 A  continuación las presentaciones de los economistas:

David Kohn  descargar

Alejandro Vicondoa descargar

Leonardo Suárez descargar

Revive el seminario